Artículos

No Rhyme, No Reason: En defensa del Spaghetti Disco

A continuación, varias razones para brindar por esta corriente. Algunas reconocidas y otras por reivindicar.  Valores que, poco a poco, fueron dando forma a un modo de vida y tipo de entretenimiento a menudo vilipendiados por los más obtusos y segregacionistas. Es su problema.

one system life is very short

A grandes rasgos estas son sus características principales. Ingredientes muchas veces no muy evidentes o convenidos que, sin embargo, todos juntos le dan un saludable valor nutricional. El Spaghetti Disco es, entre otras cosas:

Pop.  Entendido como producto del momento, artificioso, efímero e inmediato, destinado a compaginar las pistas de baile con las listas de éxito. Producto fácilmente entendible, poco o nada intelectual, con un propósito casi exclusivamente hedonista y despreocupado. Canciones pegadizas que buscan la excitación ya sea puramente alegre (festiva) o tierna (romántica). El denominado ‘efecto placebo’ en una de sus más descarnadas expresiones.

La urgencia por decreto

Punk. Como acertadamente certificó en su día Neil Tennant, cantante de Pet Shop Boys, el italo-disco es la sublimación de punk: bueno, bonito y barato. Mientras el asunto del imperdible ha acabado asimilándose como un género rock más, totalmente respetable y para nada desafiante,  aun a día de hoy el italo o spaghetti disco sigue causando irritación o desprecio, seguramente por tratarse de una corriente bastarda que no procede directamente del Emporio cultural anglosajón, sino que se sirve de él para realizar –en apariencia- falsas imitaciones, desprejuiciadas y rematadamente ‘horteras’ y livianas, pecados todos estos que no aceptará un rockero o indie de manual, tan concentrados en sus respectivas criptas mentales. Hagan la prueba del algodón y desenmascaren al típico ‘auténtico’: cuando suene un clásico italo o simplemente una pieza oscura pero cargada hasta arriba de sintetizadores de sonido ‘ochentero’ cantadas en un inglés precario, verán mudar el color de piel del interfecto o asistirán a gestos de desagrado difícilmente disimulados. Un insulto a su idea de credibilidad.

Insolencia latin pop

Independiente. Que no indie (lo que ha acabado convirtiéndose en rebaño hipster de decadente militancia nerd). Aunque muchas canciones acabaron publicadas en multinacionales, la gran mayoría vieron la luz desde pequeños sellos muchas veces creados para la ocasión (como Discomagic, XYZ, Harmony, Memory, o Gattocicova), en cantidades industriales (nunca mejor dicho), a razón de tropecientas grabaciones diarias y con presupuestos en muchos casos irrisorios, valiéndose en parte de cierta bonanza socioeconómica en los ochenta. Todo ello dio como resultado una música nada dogmática, divertida e imaginativa pese a sus muchas limitaciones estructurales y/o ejecutoras.

Sandy & Cromo - Simple Fantasy

Ejemplo de autoedición. El italo siempre frecuentó el underground

Iconoclasta. Los formatos predilectos eran el single y, sobre todo, el maxi de 12”. Casi desterrado el álbum (que sobre todo se utilizaba para compilaciones o resúmenes de ‘grandes éxitos’, estos últimos a posteriori del momento de gloria), y sobre todo el denominado conceptual, esa desatención acabó dando al spaghetti un plus anti-rockero bastante saludable (aunque, paradójicamente, algunos participantes viniesen rebotados del progresivo), anticipando buena parte de la cultura de clubs que, de manera casi siempre sensata, ha decidido igualmente prescindir de semejante formato. Así, por cada artista, el oyente se evita toneladas de canciones de relleno y va directamente al grano, al hit: a lo que importa.

Abajo personalismos y egos ridículos. Viva el maxi-single

Anuncios

Un pensamiento en “No Rhyme, No Reason: En defensa del Spaghetti Disco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s