Entregas

Entrega VI: On Classic Mode (Segunda Parte)

El sonido por antonomasia: melodías edulcoradas y teclados gomosos con atrezzos imposibles a juego. Cantantes con las voces de otros. Estrellas fugaces atrapadas en su propio –y excesivo- concepto. La cuestión era llevar el tecno-pop y la música de baile en general a terrenos tan populistas que llegaran a rozar el absurdo. La segunda vuelta a una forma de componer, para bien o para mal, definitivamente intransferible.

 

Michael Bedford – “More than a kiss” (1986)

Uno de los puntales del sello alemán XYZ a cargo de este vocalista irlandés. Teclados y programaciones de fantasía impregnando las melodías y las consiguientes interpretaciones de una más que entrañable ñoñería. Como no nos cansamos de decir por aquí: tuvo algún que otro éxito más, pero ninguno tan acertado como este ni con sus dosis exactas de azúcar. Víctima, como tantos otros, de innumerables remezclas, algunas con el síndrome Videokids asomando entre sus bases.

 Fancy__Bolero

Fancy – “Bolero” (1985)

Muy cercano a las maneras melódicas de Modern Talking, el bueno de Fancy, al menos, no producía los falsetes insufribles del dúo. Ya talludito cuando su “Bolero” alcanzó los primeros puestos (casi 40 años), repartió su labor de generador de éxitos con la composición para muchos otros, convirtiéndose en una referencia indispensable del género. Los dibujos de teclado que comandan la canción de marras beben indefectiblemente del electro setentero (que muy seguramente se convirtiera en irrefrenable inducción en su adolescencia) y la melodía no puede ser, en efecto, más empalagosa. Nos encanta, pero siempre en las dosis justas.

 Martinelli

Martinelli – “Cenerentola” (1985)

Como la canción está interpretada en el inglés que se canta de ese modo, también es conocida por su título más apropiado, “Cinderella”. Acritud melódica en las estrofas apuntalada por un estribillo con talante nostálgico. Dúo formado alrededor del productor del que cogen su apellido para bautizarse, volvió años después en versión reducida: sólo la parte masculina se atrevió a recoger los frutos de tan egregios recuerdos, con unos cuantos kilos de más y echando mano del play-back sin rubor ni mala conciencia. Como en los viejos tiempos.

 

Mad Matrix – “Men alone” (1985)

Tiene el detalle de empezar directamente por el estribillo, lo cual es de agradecer, porque es una de las pruebas del algodón para certificar desde los primeros segundos si un hit merece la pena o no. Y la respuesta en este caso es sí, evidentemente. Un poco a la manera de los Depeche Mode de la época, con esa mixtura entre pretensiones pseudo-industriales, voz bien grave y estribillo a celebrar. Desde Suecia con amor. De la clase que sea.

Den Harrow – “Catch the fox” (1986)

El niño bonito del italo-disco tuvo unos cuantos éxitos antes, pero nos quedamos con esta enfebrecida tonada sobreactuada y épica (estética Mad Max a ritmo de Yamaha DX 7) en todos los sentidos. No cantaba él (lo hacía Tom Hooker, otro guaperas del momento), pero se comprometió tanto con la imagen del proyecto, que se hizo con el nombre y explotó la marca hasta lo indecible: se arrastró en los noventa por los estudios de grabación y acabó arrastrándose igualmente por los platós de televisión al compás de los reality shows que le marcaba su representante. Y ahí sigue, hecho un forzudo de mediana edad sin miedo a nada. Gen y figura italo.

Mr. Zivago – “Little russian” (1987)

A pesar de venir desde Italia, tiene una factura más bien germánica (no en vano salió bajo la etiqueta XYZ). Suena como unos inefables Modern Talking agarrando estribillos a la manera de Village People. Le tocaba dar la cara a Marco Massini (su verdadero nombre, no Rastrelli), que fue otro que en los noventa intentó resarcirse como intérprete serio.

image description

Den Ryder – “It´s hard to say goodbye” (1987)

¿Para todos los públicos? Se me ocurre que para los diabéticos desde luego que no. Tiene el hálito remember tatuado en su adn. Completamente desconocido, sólo hemos llegado a dar con el dato de que el interfecto era el propio responsable de esta única composición (lo que signifique eso para inquitante mundo del italo), ese one hit wonder que pudo ser y no fue.

Aquí el recopilatorio que incluye las canciones de las entregas V y VI:

http://www.4shared.com/zip/sbLVdlC8/On_Classic_Mode.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s