Entregas

Entrega XI: Dislocated Time. Spaghetti New Wave & Breakdance (Primera Parte)

Más allá de protuberancias for the dancefloor, el italo también coqueteó con géneros más pop como la new wave. Muy atentos a las enseñanzas de todo lo que cristalizó a finales de los setenta (Madness, 2 tone y tantos aledaños de la regeneración paralela al imperdible), muchas de esas producciones tuvieron incluso que bregarse en lo más inhóspito y pantanoso del underground, desdiciendo así a los que sólo vieron en el entorno spaghetti acomodados proyectos enfilados al dinero fácil.

 

Avenida 29“It´s pizza time” (1986)

Thick Record, subsello de Il Discotto, dio cabida a proyectos de diverso pelaje que tenían como común denominador una orientación más pop que la del sello madre. Junto con el “Livin’ in your love” de Eugene, esta gema de Avenida 29 se conforma como el puntal de todas sus producciones. No muy lejos de formaciones como Dislocation Dance (los de “Midnight shift”), ya sea en instrumentación o vocalmente, funciona a la perfección como declaración de intenciones de toda una forma de hacer pop inocuo pero elegante, intrascendente pero pegadizo, brillante. Puro kit kat sound.

Fizzy - Secretary Love

Fizzy “Secretary love” (1984)

Proyecto del productor Sante Rossi, que promulga un delicioso maridaje entre (pseudo) rap y breakdance, todo convenientemente atemperado. El vocalista principal era Marco Reverberi, otro productor de relumbrón (Mr. Rocambole, Angelita’s Boys, Raf Coney), integrante del colectivo B.Q.P., especializado en ofrecer sus servicios detrás de la mesa de mezclas a todo aquel que tuviese un subsello en la Italia de la época.

Stargo“Superman” (1985)

¿Supergrupo Italo?: lo formaban Alberto Parodi (productor del “Hypnotic tango” de My Mine), Roberto Zannetti (gurú italo, conocido sobre todo por su alias Savage) y Andrea Tenerani, colaboradora habitual del anterior, que pasará a la historia también por formar parte de Tango, otro de los innumerables proyectos del autor de “Only you”. Este “Superman” incorpora un impredecible aroma de electro-charleston (como bien indica la cubierta) y una intuitiva proyección melódica. Muy apreciable.

Page 2“Beat the clock” (1983)

No es solamente una de las mejores canciones italo con efluvios new wave, sino una de las mejores canciones de new wave a secas de todos los tiempos. Composición de Davide Romani (uno de los autores italianos más fértiles) y Elisetta Paselli, que a este “Beat the clock” (un título muy Joe Jackson, por ejemplo) la segunda une a su currículum otros imprescindibles del italo-pop como las canciones que hizo para Steve Allen, en especial “Letter from my heart”. “Beat the clock” dispone de los mejores resortes de la nueva ola: frescura, intensidad, contundencia, animismo y temperatura. Tiene un ‘punch’ ska (electrónico) que les acerca a formaciones de 2-tone y es redonda se mire por donde se mire (¡con acordeón sintetizado incluido!). Obra maestra imperecedera e incomprensiblemente  desconocida.

Avenida29-PizzaTime

Dudes“Nu-Shkà!!” (1982)

Jamás publicada en single, formó parte del recopilatorio “Special for dee jays” y ha sido recuperada recientemente por el restaurador italo por excelencia, Flemming Dalum, en su “Italo gemms”. Tecno-pop y ska (¿nu-ska?) se dan cita en esta maravilla demasiado oculta de ligero tempo marcial que diseñó Pierluigi Giombini, brazo derecho de Gazebo y Ryan Paris.

Stephany - Don't Let Me Down

Stephany “Shake your body, ohp!” (1985)

Versión de Pierangelo, la cual había sido extraída como single sólo un año antes. La toma de Stephany se publicó solamente dentro del ep “Oh che calor” y la preferimos a la original por ser más consistente a nivel vocal, pese a que musicalmente no contemple excesivas evoluciones. Es una pieza divertida y refrescante con un inglés siempre en la cuerda floja. Stephany Falasconi tuvo otras canciones bandera (de las que daremos debida cuenta en próximas entregas), ostentando así una de las discografías más interesantes del spaghetti nu-disco. También fue dj ocasional y actualmente oficia de columnista y estrella televisiva a tiempo completo.

Sandy & Cromo “I can” (1984)

Ejemplo fidedigno de la más rabiosa autoedición y de la independencia más extrema que también anegó el italo disco, esta canción se incluyó dentro de una referencia en cassette y vinilo que ni conoció continuación ni más datos sobre sus responsables. Delgada producción con los toques ska de rigor, inglés con pinzas y, no obstante, evidente talento melódico. Recuperada en el “The holy grail of Italo” de Dalum y Gassmann.

Burlaband - Carnival

Burlaband “Carnival” (1985)

Otra rareza brutal de producción inexistente y edición do it yourself. Segundas voces de Stefania Dal Pino, componente de los muy recomendables Primadonna. Narcótica creación de leve trote que conoció su correspondiente (e ilocalizable por tierra y por mar) versión en italiano. Cualquier día se descubrirán ustedes mismos arrancándose con el comienzo del estribillo. Avisados quedan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s