Entregas

Entrega XXI: Electrónica, Oscuridad y Funk-Punk (Primera Parte)

amin-peck

Ritmos obsesivos tiznados de opacos llamamientos al baile raro. La primera parte de este especial imposible dedicado a los inclasificables y diletantes del verano se centra en las canciones más tecnológicas del lote. 

Amin Peck – “Running Straight” (1984)

El último single de este dúo formado por Giorgio Fioroni (también conocido como George Fyron), Leonard Parker, siempre con la connivencia del productor Max Marne fue la diana más inspirada de las cuatro que propusieron entre el 82 y el 84. Reciclados del hard rock setentero, se reinventaron como proyecto que fundía lo que ahora se denomina minimal-techno y disco-music. Combinaron siempre a la perfección su pasión por los sintetizadores con un muy medido pulso funk, logrando destilar un híbrido verdaderamente excitante. Querencia fantacientífica y vanguardia bien entendida.

duke lake

Duke Lake – “Do You” (1983)

Antonello Gabelli se empapó muy pronto de gente como los primeros Depeche Mode, como lo demuestra este “Do You” –producida por el habitual de Baby’s Gang Stefano Cundari- de piano idiosincrásico. Colaboran Gay Cat Park, hacedores de uno de los clásicos por excelencia del italo más purista, “I’m a Vocoder”. “Do You” es una de las inevitables obras maestras del género que nuca pueden faltar, en parte gracias a una melodía fantástica y a unos recursos siempre muy imaginativos y resultones.

dannykeithkeeponmusic

Danny Keith – “Keep On Music” (1984)

Proyecto de largo recorrido auspiciado por Marco Farina y Giuliano Crivellente –sustituido a partir de los noventa por el mismísimo Ken Laszlo- que tuvo su punto de partida en este “Keep On Music” que jamás pudieron ni siquiera igualar. ¿Italo asian new wave?. Desde luego posee un aire oriental, adobado por una línea melódica totalmente engolada y cursi, francamente marcado, además de uno de los estribillos más definitivos de toda la era spaghetti.

do piano

Do Piano – “All The Time” (1986)

Proyecto tecno-pop francés que bascula alrededor de la figura de la magnética Daphné Hendrickx, suiza de nacimiento y con residencias en Bruselas o Biarritz. Tuvo otro single también muy reseñable, “Again”, pero nos quedamos con este “All the Time” que funciona a las mil maravillas como cruce entre los primeros Pet Shop Boys (“West and Girls” podría ser una prima nada lejana) y vocalistas contemporáneas como Anna Domino. Ritmo ligeramente industrial de maneras germánicas que sorprende no superase su condición de clásico de culto en las pistas de la Europa Central.

sensitive driving

Sensitive – “Driving” (1984)

Gigi Vavassori, Salvatore Pileggi y Sergio Bonzanni también le dieron con énfasis a los arreglos industriales desde la más rabiosa herencia de Kraftwerk y similares. De los tres, es Bonzanni el único que progresó en esto del dance italiano, ya fuera creando hits junto a David Zambelli tanto para P.Lion o Scotch como aliandose a Raff Todesco después y sucumbiendo finalmente al house más intrépido. “Driving” es otro de los inexcusables del italo-disco. Excesiva, levitativa y con un inglés de juzgado de guardia, pero con esa fría pasión de la que tantos se valieron meses más tarde y de la que tantos se llegaron a inspirar, pero que ninguno pudo jamás igualar o superar. Un must absoluto.

Jules Tropicana – “Come On” (1983)

Pioneros del siempre recordado “Sabadell Sound”, este “Come On” es otra de esas piezas con la base del “Blue Monday” de New Order en el punto de mira y, como en el caso de Atelier Folie, difícil de aclarar si sirvió de influencia para los siempre atentos Bernard Sumner y companía o si pertenece a la sombra alargada de éstos. De lo que no cabe duda es que nos encontramos ante una gimnástica e imperecera muestra del mejor synth pop mediterráneo. Jules Tropicana lo formaban Sergio Oca (ex-Borne), Ritchie Rauter y el camerunés Jules Bikoko y “Come On” inaugura el catálogo de Blanco y Negro, el hospicio de los max-mix que se pondrían de moda pocos años después. Rauter compaginaría a los Tropicana con su proyecto Tango?, culpables de un disco-funk hispano que tuvieron hits insospechados con títulos tan terribles como “Nunca Volverás a Bañarte en mi Piscina” o “Ya He Visto La Foto De La Vaca Que Mató a Antonio Bienvenida” (sin comentarios). Más información aquí.

mikemareen

Mike Mareen – “Love Spy” (1986)

Este inquietante ex-marinero alemán auspiciado por el sello ZYX y sosias de Giorgio Moroder subsiste desde mediados de los setenta con varios elepés y multitud de singles y maxis. “Love Spy” es su canción más conseguida, una auténtica bomba con auto-presentación incluida, disparos laser y marcada base hi-energy en su adn. Su grandeza desemboca finalmente en un estribillo despreocupado y urgente. Otra candidata a sintonía perfecta de vuelta ciclista por obra y gracia de este productor ubicuo venerado con fruición en Hispanoamérica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s