Entregas

Entrega XXII: Electrónica, Oscuridad y Funk-Punk (Segunda Parte)

My+Mine+My_Mine_pic2

Mirando a Nueva York, a Berlin e incluso al Buenos Aires más insospechado, alondras sintéticas y aguerridos combatientes del mestizaje más profano. Más Dark Italo para un invierno sorprendente, visceral y sanador. Las matemáticas al servicio de otros territorios ocultos.

 

My Mine – “Hypnotic Tango” (1983)

Archiconocido estribillo que formó parte, como otros tantos hits italo, del subconsciente del momento gracias a su inserción en el anuncio de turno. Pocas veces un falsete llegó a alturas más elevadas. My Mine jamás volvieron a rozar el cielo como en este sinuoso portento de rap estrófico y dance hierático post-industrial. O cómo mezclar –one more time- Depeche Mode y The Human League con el más peleón fondo de armario new-romantic hasta degenerar en los mediterráneos Locomía. Sampleada por el techno de los noventa (Bandulu) y versioneada con oficio (Bananarama).

mya&themirror

Mya & The Mirror – “Hesitation” (1984)

Proyecto de una sola canción a cargo de la vocalista Mya Fracassini y Maurizio Dami, aka Alexander Robotnik, uno de los genios mayores. Merecidamente reconocida –por unos pocos, bien es cierto- como una de las joyas más inauditas, gozosas y reivindicables del subsuelo italo. “Hesitation” es tan elegante como inclasificable. Y no solo por esos saxos tan imaginativos –culpa de Stefano Cantini, habitual del jazz mediterráneo- que suman unas texturas inéditas de cara al spaghetti-disco. La culpa es compartida por una vocalista con una personalidad inédita para el ramo y un Robotnik haciendo unas segundas voces que no pierden en capacidad de fascinación: edificante. Fracassini acabo pasándose de este electro-pop más esquinado a la reivindicación del tango, demostrando una falta de prejuicios absolutamente admirable. “Hesitation” forma parte de una gozosa vía a través de la cual Dami probó con territorios dance que insistían en una línea dura y diamantina, caso de otros cisnes tipo Sue Sadlow, y saliendo casi siempre bastante victorioso.

Maracaibo+Sliders+++The+Last+Bu

Maracaibo Sliders – “The Last Butterfly” (1985)

Otra aventura extrañísima y outsider de una sola pieza, casi sin parangón con cualquier otra producción transalpina. Superficiales ecos del oriente lejano y acritud vocal que parece querer mezclar Sandra con Kate Bush. Por algo fue reeditada el pasado 2012, y eso que procedía de un ignoto sello italano, New Si-Re. Escuchando su cara bé –“Holiday to Hell”- parece que pretendían hacer realmente algo más convencional pero, afortunadamente, dieron a luz uno de esos pájaros extraños del italo.

Init – “Another Man” (1985)

Grupo fugaz donde resaltan las aptitudes vocales de Mario Guccio, con un registro bastante parecido a Billy Mackenzie, el alma mater de Associates. De hecho la canción podría pasar por un hit perdido de los británicos. Synth-pop lujurioso repleto de frenesí y virulencia desgraciadamente ignorado.

betweenthesheets

Between The Sheets – “Congo” (1984)

Proyecto alrededor del guitarrista sudafricano Silvio Puzzolu, que se diera a conocer a través del proyecto canadiense Night Heroes, álbum donde se dedicaban a hacer diferentes versiones de Giorgio Moroder y alguna inédita, como la que compuso el propio Puzzoli (con el alias de Puzzle), “Late Night Heroes”. Esta última pieza fue rescatada para su proyecto Between The Sheets (que coge su nombre de un clásico soul de la época a cargo de los Isley Brothers). De Between The Sheets (el grupo) destacamos este “Congo”, con unas nada disimuladas influencias de los Talking Heads (época “Remain in Light” o “Speaking in Tongues”, como ustedes prefieran) convenientemente dulcificadas. Producida ni más ni menos que por Bagarre. Afro-funk-disco.

kazino

Kazino – “Binary” (1985)

Increible cara B de su versión del clásico de Silver Pozzoli –“Around my dream”, fotocopiada del original- que nos retrotrae tanto a la época berlinesa de Bowie como a los Talking Heads de “Fear of Music”. Kazino fue  un dúo que, en su corta existencia –volvieron en 2007 empujados por el revival spaghetti- probó todos los estilos que le dió la real gana, a años-luz de cualquier interés por parecer mínimamente consecuentes, pero viendo que la compusieron ellos mismos, da que pensar que era lo que realmente querían hacer. Oscura y bailable, “Binary” es el ejemplo de lo satisfactorio que puede llegar a ser darle la vuelta a la cara de un single, por si las moscas.

Aquí el recopilatorio que incluye las canciones de las entregas XXI y XXII:

http://www.4shared.com/zip/Hd99Vh75ba/Electronic__Oscure__Funk-Punk_.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s