Entregas

Entrega XXVII: Girls, Girls, Girls (Primera Parte)

Merlina

 

¿No tan divas?. Según se mire. Desde luego, en muchos casos no con tanto renombre como las que escogidas en el capítulo dedicado a las hipotéticas ‘primeras espadas’ de la canción italo. Sea como sea, más arsenal de voces adecuadas. Carburante para más noches de locura y versos apremiantes.

 

Larabell – “I Can’t Stop” (1985)

Un clásico de italo-energy macerado con el tiempo y con arranque pseudo-sinfónico incluido. Además de gente como Maurizio Pavesi (Yanguru), Naimy Hackett (vocalista en un sinfín de producciones: Miko Mission, Baltimora, Zucchero y hasta Sabrina, aunque aquí se limita a componer) y de la gran Mariella Mio en la parte vocal, detrás de este inapelable se encuentra Stefano Secchi -productor, disquero, dj e intérprete-, un básico de la segunda mitad de los ochenta que se hinchó a publicar singles con su propio nombre. Larabell volvieron el año pasado, ojo.

 

Larabell

Connie Hyland – “Girl Dream” (1984)

Italo-pop belga por obra y gracia de Jackie Sanders, efímero gurú del spaghetti-disco centroeuropeo. Un poco en la línea Virna Lindt –escuchen su “Intelligence”- gracias a ese tipo de concepto de pop electrónico con un cierto deje sesentero y cosmopolita. Dos de dos, porque el otro single que sacó –y del que hablaremos más adelante- también es una maravilla.

 

manuela-crazy_for_you

 

Manuela – “I’m Crazy For You” (1987)

No descubro absolutamente nada si digo que la sombra de Madonna es bastante alargada, incluso aún en nuestros días. Y el spaghetti-disco no podía ser ajeno a semejante influencia. La californiana Emanuela Gubinelli –de padres italianos- se dedica a imitar la voz (y mucho más) de la Ciccone tras el impacto de “Like a Virgin”, “Into The Groove” y demás clásicos imperecederos. Gubinelli interpretó esta pieza con tan solo 16, compitiendo como “italolita” -otra sub-clasificación que habría que desarrollar- con la ya presentada Kiki Gaida. Genial pastiche sensual de incontestable in crescendo.

Larabell2

 

Merlina – “Secret Night” (1987)

Hidden one hit wonder con cantante alemana –se nota claramente en el registro frío y la impostura algo heróica- y Joachim Heider –Pop Tops, la primera Agnetha Fältskog-, escribiendo. Mantiene en todo momento el pulso inquietante que promete el título.

 

Marina – “Time For Us” (1987)

Otro de los innumerables proyectos fantasma de Alberto Carpani, más conocido como Albert One, que reafirma la evidencia de que muchas de las canciones que legaba a otros eran, otras tantas veces, mejores que las que él firmaba para sí. Recursos orientalistas que desembocan en un estribillo apasionado como pocos.

 

Evans&Fisher

 

Evans & Fisher – “You Set My Heart On Fire” (1987)

Dos chicos montan grupo para que una fémina –Daphné, que llegaría a debutar en solitario sólo con “Take All Of Me”- ponga voz –en este caso una de las más virtuosas- a sus creaciones. Guitarras funkies para uno de los tesoros más sabrosos de este invento. En realidad es una versión del clásico funk-soul de Tina Charles. La original está muy bien, pero la de Evans & Fisher gana a los puntos en sensualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s