Entregas

Entrega XXVIII: Girls, Girls, Girls (Segunda Parte)

SamanthaGillesNow

Otros bombazos que se quedaron en hits de culto y que fueron interpretados por no tan oscuras cantantes como el destino de aquellos pudiera entrever. Más versatilidad y despliegue disco-funk. El eterno femenino desde una óptica hedonista.

Camomilla – “Queen Of The Night” (1985)

En italiano camomilla significa manzanilla, una bebida del diablo que no todo el mundo puede siquiera oler. Esta Camomilla italo es, sin embargo, embriagadora se mire por donde se mire, ya sea musicalmente o en su puesta en escena (ver actuación en el canal de youtube). Este cuarteto de beldades mediterráneas ya hizo armas desde finales de los setenta, y puntualmente se reunían por puro placer. Tras el disco-funk de rigor, se pasaron a este italo mid-tempo perturbador lleno de hallazgos sofisticados. Uno de sus autores es Luigi Piergiovanni, un productor que se especializó en féminas italo-pop durante toda su vida.

camomilla

Medusa – “Chocolate Boy” (1985)

Compuesta por Maurizio Preti, que coqueteó con todo el star system italiano: desde Carrara hasta las chicas Cin-Cin. Un fiera, vamos. Considerado un clásico menor –y bastante desconocido- de Il Discotto, sin embargo se destapa como una refrescante pieza, por mucho que el recurso del recitado del título en plan megamix pretenda empañar su simpática melodía.

Medusa Chocolate Boy

Samantha Gilles – “Music Is My Thing” (1986)

En activo desde 1984, continúa demostrando una impagable capacidad de evolución, ya que ahora mismo anda inmersa en el jazz vocal más respetable. “Music is my thing” es la mejor canción de su primera época, auténtico disco-soul low cost, con una producción tan pobre –esa solución tan italo de hacer un receso en mitad de la canción para incorporar un arreglo que no venga a cuento y rompa el climax de la misma- que provoca hasta ternura. La niña (no hay más que ver la portada y escuchar el enternecedor registro que pretende emular ora Gaynor ora a Lauper), sin embargo, venía a decir en la cara b que tenía todo “Under control”. Menos mal. Compuesta por el gran John Sauli y su compinche Fonny De Wulf, se trata de un ‘guilty pleasure’ como muy pocos.

SamanthaGilles

Sandy – “Sambao” (1984)

Massimo Berti (Wish Key) y Paolo Pelandi (P. Lion) en una pieza de una envergadura que, incomprensiblemente, el segundo de ellos creo jamás alcanzó con su propio nombre. Su desconocida vocalista hizo de todas las limitaciones del mundo toda una ventaja inconsciente y adelanta buena parte del pop que se haría quince años más tarde. El título parece querer adentrarse en terrenos tropicales –con su punto de jazz fusion de bajísmia intensidad-, que se quedan en un ligero amago después de escuchar la canción.

Fawzia

Fawzia – “Please Don’t Be Sad” (1984)

Fawzia Selama también hizo voces para todo bicho viviente (Zucchero, Gaznevada) y tuvo su pequeño momento de gloria con esta joya arreglada por Roberto Costa, habitual de Lucio Dalla. Llena de imaginativos arreglos, tiene incluso una parte de salsa realmente ingeniosa. Muy completa y adelantada a su momento.

Vlady Sherkane

Vlady Sherkane – “Cha Cha Cha For You” (1986)

Esta vez desde Francia. Divertida producción desde el sello Carrere (RAF, Kazino, Ryan Paris, Boney M. o Savage) de la que no tenemos apenas datos. Lo que sí podemos decir es que transmite picardía y atrevimiento y, desde luego, ya sólo por eso es rigurosa en sus intenciones.

 

Aquí el recopilatorio que incluye las canciones de las entregas XXVII y XXVIII:

http://www.4shared.com/zip/IKcEDVyYba/Girls__76min__ok————–.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s